Social Icons

martes, 28 de octubre de 2014

18 trucos para controlar el cuerpo humano





   Hoy nos gustaría compartir con vosotros unos consejos que hemos encontrado navegando por internet. Son trucos curiosos que se han ido recogiendo para remediar algunas situaciones molestas de nuestro cuerpo humano. Allá van, esperamos que os sean útiles:


1. Cuando te pique la garganta, ráscate el oído: Al tocar los nervios del oído, se produce un reflejo en la garganta que causa un espasmo en los músculos, aliviando así la picazón.

2. Aprende a usar tus oídos: Si te cuesta entender a alguien que habla demasiado rápido o que está en una discoteca, utiliza solamente el oído derecho. Es mejor para seguir los ritmos de la conversación. Por otro lado, el oído izquierdo es mejor para identificar canciones que suenan muy bajito.

3. Controla tus ganar de orinar: Pensar en sexo entretiene tu cerebro y elimina el estrés de estar aguantando la orina.

4. Inyecciones sin dolor: Si toses mientras te están poniendo una inyección hace que disminuya el dolor porque aumenta la presión en el pecho y en la columna.

5. Adiós a la nariz taponada: Presiona el paladar fuertemente con la lengua y con un dedo presiona la parte superior de la nariz, por debajo del entrecejo. 

6. Evita el ardor por la acidez gástrica: Duerme sobre tu lado izquierdo. Así se crea un ángulo entre el estómago y el esófago de tal modo que los ácidos no pueden pasar del estómago a tu garganta por pura acción de la gravedad.

7. Reduce el dolor de muelas: Coge un hielo y frotarlo por el dorso de la mano, por la zona con forma de V que está entre el dedo pulgar y el índice, por la parte contraria a la palma. Esta zona está conectada con los receptores de dolor de manos y cara.

8. Evita la aparición de ampollas: Cuando te quemes la piel, limpia la zona y aplica una ligera presión con un dedo de la mano contraria. Conseguirás que vuelva a la temperatura inicial y evitarás que aparezca la ampolla.

9. Evita que el mundo gire cuando estás borracho: Cuando bebes más de la cuenta, el alcohol diluye la sangre de la cúpula (en tu oído, responsable del equilibrio) y hace que flote. Esto causa que tu cerebro empiece a estar confuso y pierdas el equilibrio y todo gire. Para evitarlo, coloca tu mano sobre algo completamente estable (el suelo, una mesa, la pared…) para darle una "segunda opinión" al cerebro y evitar la pérdida de equilibrio.

10. Evita las punzadas del pecho al correr: Cuando corremos solemos respirar justo al apoyar el pie derecho, lo cual causa una presión sobre el hígado que se encuentra en la parte derecha del cuerpo. Esto crea un característico picor. Exhala siempre al apoyar el pie izquierdo.

11. Frena el sangrado de la nariz:  Coloca un algodón debajo de la nariz y aprieta contra el cartílago. La mayoría de sangrados comienzan en la pared del cartílago que divide la nariz.

12. Desacelera el corazón: Cuando el ritmo de tu corazón esté aumentado, coloca tu pulgar en tu boca y sopla. Puedes hacer respiraciones lentas y profundas. El nervio vago es el que controla la frecuencia de latidos del corazón regulada con la respiración.

13. Descongela tu cerebro: Cuando bebes agua muy fría o mucho helado de golpe, tu paladar alcanza una temperatura muy baja y tu cerebro lo interpreta como que él mismo se está congelando también, con lo que suele causar dolores de cabeza terribles. Para aliviarlo, coloca tu lengua contra el paladar, cubriendo el mayor espacio posible, para volverlo a su temperatura normal y aliviar el dolor de cabeza.

14. Previene la falta de visión en distancias cortas: Si estás poniendo tu vista en un punto cercano durante mucho tiempo (por ejemplo en la pantalla de tu ordenador) esto produce un estrés en tus ojos que hace que tu vista falle en distintas distancias. Para aliviarlo, cierra tus ojos, contrae todo tu cuerpo y sostén la respiración. Después de un rato, suelta la respiración y relaja tus músculos todo a la vez. Esto causará que otros músculos involuntariamente también se relajen, entre ellos los ojos.

15. Despierta a tus manos y pies dormidos: Mueve tu cabeza de lado a lado, y se aliviará en menos de un minuto. Los brazos y manos dormidos son causados por presión en el cuello, con lo que moviendo la cabeza los nervios del cuello se soltarán. Para ‘despertar’ tus piernas y pies, sólo has de caminar unos segundos.

16. Impresiona a tus amigos: Cuando vayas a una fiesta haz que alguien extienda el brazo lateralmente hacia un lado, formando un ángulo de 90 grados con respecto al tronco). Haz presión hacia abajo con tu mano en su muñeca, verás como él resiste. Ahora repite la misma escena pero pidiéndole a tu compañero que pise con el pie una superficie de unos 2 cm (unas revistas...) y verás como el brazo se derrumbará porque se desalinean su cadera y columna, haciéndolo más vulnerable y desactivando la habilidad de resistir. 

17. Respira bajo el agua: Antes de sumergirte en la piscina haz varias respiraciones fuertes y rápidas, es decir, hiperventílate. Esto causará que el ácido de la sangre desaparezca, y ese es el principal causante de la sensación de ahogo, ya que el dióxido de carbono genera acidez. Este truco te dará unos cuantos segundos vitales.

18. Mejora tu memoria antes de un discurso: Si vas a dar un discurso mañana, léelo esta noche. Cualquier cosa que memorices antes del sueño se consolidará como un recuerdo de larga duración. Y esto también se aplica para los exámenes.

6 comentarios:

  1. que de trucos mas sencillos y faciles de hacer, habra que probar a ver.

    ResponderEliminar
  2. madre mia siempre se aprenden cosas nuevas, no conocia ningun truco de estos

    ResponderEliminar
  3. madre mia son increibles muchos d ellos y no los conocía

    ResponderEliminar
  4. que grandes consejos, no los conocía y además muy prácticos, me han sorprendido, gracias

    ResponderEliminar
  5. Me han encantado. Muchas gracias. No los sabia. Te haré caso.

    ResponderEliminar
  6. Que curiosos, los desconocia, hay que ponerlos en practica!

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates